Blog de noticias, análisis y comentarios sobre temas de ciencia, tecnología e innovación.

domingo, mayo 07, 2006

Revelan situación de la tortuga verde en Galápagos


Resultados de la investigación sobre la situación de tortuga verde, única especie que anida en el archipiélago de Galápagos (Ecuador), dio a conocer la bióloga marina, Patricia Zárate, durante el XXVI Simposio Anual sobre Tortugas Marinas, realizado en Creta (Grecia), entre el 3 y 8 de abril.
Este estudio, auspiciado por la Fundación Charles Darwin, había comenzado en 1975 con suspensión en 1983. Después de 17 años sin tener información en 2002 fue retomado por Zárate quien lo dirige basada en dos áreas específicas: sitios de anidación y de alimentación de las tortugas verdes.

Con una asistente y un promedio de 25 a 100 voluntarios durante la temporada de anidación (diciembre a mayo), la investigadora recorre las cuatro playas a dónde llegan las tortugas: bahía Barahona y Quinta Playa, de la Isla Isabela; Las Salinas, de la isla Seymour y Las Bachas, de la isla Santa Cruz.
El objetivo es que el Parque Nacional Galápagos, administrador de a reserva marina de 133.000 kilómetros cuadrados, tenga las herramientas de manejo, indicadores, situación de playas, metodología y sitios permanentes de monitoreo de tortugas.

Patricia Zárate habló para la Red Latinoamericana de Periodistas Científicos, durante el principal encuentro de especialistas en tortugas organizado por la Sociedad Protectora de Tortugas Marinas de Grecia (Archelon), apoyado por entidades que desarrollan actividades de conservación de esta especie, en diferentes partes del mundo, como Conservación Internacional (CI) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

¿Cómo está el nivel de anidación en Galápagos?
Se ha registrado una notoria disminución en el ciclo de anidación de las
tortugas. En 2001-2002 se marcaron 2.756 ejemplares. Al año siguiente, 1.913; en 2004, 1.571 y en 2005, 724. Es una reducción bastante grande y las tortugas son diferentes cada año.

¿Estos datos evidencian un declive?

Se ha visto que hay una disminución bastante grande en el número de tortugas que llegan, pero puede ser el patrón de la población. Hay que estudiar unos diez años más a una población para decir que los datos están declinando. No nos podemos aventurar ahora y decir que las tortugas se están muriendo.
Hemos tenido muy pocas recapturas de las tortugas marcadas: menos del 2 por ciento de retorno. Esto quiere decir que las tortugas pueden tener de dos a cuatro años de ciclo de anidación y explicar por qué el número de nidos va bajando.

¿A dónde van esas tortugas?

Tal vez se están alimentando y juntando la grasa que necesitan para llegar hasta la playa, anidar unas diez veces, poner un promedio de 80 huevos y de ahí guardar energía para volver al área de alimentación. Mientras más lejos está su zona de alimentación, más energía deben tener y se demoran más tiempo.

¿Entonces, cuál es el grado de amenaza real de las tortugas verdes?

Con los datos de depredación, migración, movimiento entre playas, dieta y marcaje, en 2005 se hizo una evaluación para el país, con el apoyo de UICN, según la cual se puede decir que la población de Galápagos está ‘casi’ amenazada. No está bajo una amenaza en riesgo de extinción como muchas de las poblaciones en el resto del mundo. Aquí aún está protegida porque no se tiene el impacto tan fuerte de la pesca, ni la pesca incidental, ni el robo de huevos. Sin embargo, no están exentas de quedar atrapadas en pesquerías, redes o en palangres que están fuera de Galápagos cuando migran hacia el norte. Si no seguimos investigando y evaluando el número de tortugas que llegan a las playas, no continuamos viendo la situación de las hembras, el crecimiento de los juveniles y neonatos y no se podrá decir en el futuro cuál es la amenaza de la población.

¿En qué va el componente de áreas de alimentación?

El estudio se basa en el marcaje y la recaptura. Cada tres meses vamos a zonas donde es común observar muchas tortugas en el agua, de distintos tamaños. Subimos al barco los ejemplares, los marcamos y medimos (ancho, largo, peso, sexo) y les tomamos muestras de sangre y de tejido para hacer análisis genético. También miramos si están heridos porque algunos aparecen sin extremidades o con golpes, debido a depredadores como tiburones y en algunos casos pescadores.
También, tomamos muestras de dieta, hacemos lavado estomacal para saber qué comen y les instalamos transmisores satelitales en su caparazón. Así, cada vez que ellas salen a la superficie envían la señal y vamos registrando su posición. Ya sabemos, por ejemplo, que las tortugas de Galápagos van Panamá y Costa Rica. Allá se quedan por algunos años (no sabemos cuántos) y luego vuelven para aparearse y anidar en Galápagos.

¿Además de analizar la anidación y alimentación, el estudio encontró otros impactos hacia las tortugas?

Sí, hay depredadores como una mosca que se come los huevos, escarabajos, cangrejos y un cerdo salvaje, especie introducida que come huevos y tortugas recién nacidas.
También el turismo porque aunque existe una zonificación tanto del parque terrestre como de la zona marina con sus zonas de pesca, de protección y de visitantes, esos límites no se respetan y donde no debiera haber gente, la hay. En sitios con guías naturalistas, que exigen control del número de turistas, hay exceso de capacidad de carga. Se pueden ver playas de 800 metros con 200 personas caminando sobre ella.

¿Hasta dónde llega el desajuste de carga turística?

Los estudios apenas están iniciando. En 2005 comenzaron los análisis de capacidad de carga, pero solo en el parque terrestre. En sitios de visita submarina (buceo) no se han establecido. Lo crítico es que las medidas de control aún no han llegado y no se está haciendo nada. En sitios de anidación de tortugas marinas uno ve una cantidad demasiado grande de turistas, lo cual puede ser perjudicial porque la gente camina por donde no debe, aplasta nidos, mata los huevos que se están desarrollando y ese nido no logra llegar al mar. Además las huellas que la gente deja en la playa tienen un impacto grande. Para nosotros son solo huellas, pero para una tortuga de seis centímetros de largo, son verdaderos acantilados y huecos donde caen y quedan más propensas a los depredadores. También afectan los barcos en la playa, el impacto de las luces, el encendido de motores y la colisión con tortugas.

¿Es una alarma para las autoridades ambientales?

Puedo decir que el riesgo o la amenaza potencial para el futuro podría ser el turismo, en el caso de que se presente un turismo descontrolado, sin muchas regulaciones y con invasión a sitios que no deben ser visitados.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

!Debemos actuar ya!

Las recientes investigaciones revelan cifras reveladoras y escalofriantes.

No podemos quedarnos de manos cruzadas ante esta realidad. Nosotros podríamos ser voluntarios para cuidar los huevos de tortuga durante los tres meses más críticos.

La naturaleza necesita de nosotros.

junio 13, 2007 8:51 p. m.

 
Blogger Luna said...

Quisiera tener mas informacion sobre el estudio, donde se la puede encontrar? me interesa en especial el estudio sobre la capacidad de carga y los limites q no son respetados por la actividad turistica.

Muchas Gracias

febrero 26, 2008 1:17 a. m.

 
Anonymous arlette gonzalez said...

hola
me siento orgullosa de tus avanzes en la ciencia
arlette gonzalez
arlegonzalezvaldes@gmail.com

marzo 29, 2008 2:42 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Deseo mandar una informacion sobre el retiro de cientos de miles de huevos de las tortugas que ponen sus huevos en las playas de las Galapagos en Ecuador. Quisiera que vean unas fotos de la cantidad de gente que se lleva estos huevos en sacos.. quisiera saber si esto es correcto o estamos eliminando la poblacion de tortugas con este proceder.

Mi intencion es que alguien que vela por las tortugas como ustedes, pongan mano en el asunto y se pare esto si no esta siendo controlado por un ente regulador de estas especies.

Le solicito me mandeun una direccion a donde yo pueda mandarles las fotos e informacion de lo que aqui detallo.

Gracias por preocuparse de estos animalitos que mas hoy que nunca, necesitan que los protejamos. Hemos robado sus espacios, y ahora los estamos exterminando.

Saludos, desde Chile.

Isabel Cristina (ecuatoriana)

marzo 06, 2010 12:14 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home